jueves, 4 de agosto de 2011

Devoción



No lograba comprender el porqué de tanta crítica con sordina. Menos aún superar la sevicia persistente de todos ellos. Pedro y Andrés ya ni la miraban. Felipe, Juan y Santiago siempre la habían desdeñado. Los demás disimulaban su rijosidad evitándola.
Si nada cambiaba, los sueños e ilusiones que ella sintió al conocerlos acabarían convirtiéndose en desencanto y remordimiento. Por eso quiso explicarles que, aunque lo anhelaba, no lograba contener sus sentimientos. Que su corazón le empujaba  a entregarse a Dios con fervor.
No supo quién de los doce habló pero el desprecio de aquella respuesta, con aliento a vino agrio, desgarró el silencio apelmazado con que ellos habían recogido sus palabras:
­—¡Que puta eres, Magdalena!

*

[Imagen obtenida de Google - Vida de María Magdalena de Salvador Dalí]

*

12 comentarios:

Efectos Especiales dijo...

Magdalena es un nombre precioso...

Ximens dijo...

Podiópodió, Pedro, cómo has estado tanto tiempo sin escribir, si ahí dentro tienes una tierra fértil que da buenos frutos. Dos mil años y siguen pensando igual. Me gusta como escribes, pero jodio, me haces buscar en el diccionario. Gracias

Elysa dijo...

Como dice Ximens, dos mil años y pocos cambios, entonces y hoy se sigue pensando lo mismo.

Besitos

L.P dijo...

Pedro, cuando leo tus micros siempre me quedo una semana pensando qué puedo decirte. Hoy te digo que magnífico. Que este blog es una buena herramienta para dejarte leer.

b7s

Miguel dijo...

¿Historia o actual?
Qué dilema Pedro, me planteas, pero ante la duda TE SEGUIRE LEYENDO.

Miguel

Una que yo me sé dijo...

Muy bueno XD Pa mi que el novio de Magdalena es el que ve dinosaurios cuando se despierta.

¿A que va a ser tu género, el micro? Que le veo muy suelto, oiga! :)

Petons

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Normalmente no suelo contestar nada por aquí porque no haría más que daros las gracias una y otra vez a todos.

Por eso, cuando abrí esta ventana, decidí que evitaría colarme en los comentarios para no acabar con aquello que tan bien describe el Camarero: "me gusta que te guste que te diga que me gusta".

Dicho esto, Rasta, esta incursión la provoca tu comentario. ¿Mi género el micro? ¡Ja! Recuerda la Terraza en Junio. Cuanto sufrimiento el mío, cuanta impotencia.

Lo que ves posteado por aquí es solo fruto de mi cabezonería que no de un talento que acaba de aflorar.

Ahora bien, he de reconocer que me gusta pa´tabaco a mis limitaciones.

Petons 4 u.

Bágoas dijo...

Pues trabaja más el micro (y menos el iPad jiji) que todos lo que aquí has escrito tira por esas ramas y, para qué negarlo, es bueno.
Nos vemos hoy :)

Anónimo dijo...

Muy adecuado para lo que se nos viene encima (la visita de JR)

Un saludo.

Vine desde Ely

SUE.

Zaraceno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zaraceno dijo...

Coinciod con los demás estas escribiendo muy buenos micros.

Saludos.

Raquel dijo...

Concuerdo con SUE en que es muy apropiado para la fecha... Es raro, con lo poco que a ti te gusta transgredir!!! Bicos!!!